Recomendaciones: Las cartas de recomendación

Las cartas de recomendación no es que sean importantes, es que son muy importantes. Mientras buscaba ofertas, no me crucé con ninguna que no tuviera como requisito indispensable “recomendaciones”, ya fuese en forma de carta o de contacto.

Las cartas de recomendación que te solicitarán normalmente suelen ser de profesores y supervisores de proyectos o similares. Si has desarrollado algún trabajo en el sector empresa, relacionado con el puesto que solicitas, son igualmente válidas.

Cuanto más relacionadas estén tus recomendaciones con el puesto al que optas, mejor. Por supuesto, una recomendación de tu profesor de inglés o de tu jefe cuando trabajabas de camarero/a no nos valen. En algunos sitios incluso puede que te encuentres que no se aceptan cartas de PostDocs, por ejemplo, sino de profesores “ya consagrados” o de jefazos. Esto imagino que lo hacen para evitar “las recomendaciones por colegueo”.

Lo más frecuente es que te pidan al menos dos cartas de recomendación, y en muchas ocasiones, hasta tres.

Habla con tus profesores, explícales tus necesidades (las cartas deben ser en inglés, por ejemplo), y pídeles el favor. La mayoría, si te conoce aunque sea un poco, no te dirá que no, y menos si son conscientes de la situación de la ciencia en España. Intenta recurrir a aquellos que mejor te conozcan, que te tengan aprecio, porque así se “currarán” más las cartas y serán más efectivas.

Es mejor que pidas cartas generales, que te sirvan para cualquier oferta. En el caso de que necesites una específica, que en muchos sitios las piden, ya tendrás tiempo de volver a pedir favores.

Si tienes cartas, pero son de hace varios años, mejor que las renueves. No queda bien presentar una recomendación de hace 5 años, y menos si has seguido formándote o trabajando. Si no te queda otra porque no pueden/quieren hacértelas de nuevo, pues prueba suerte con esas, aunque sean antiguas.

Creo que es interesante presentar , si es posible, cartas de distintas procedencias: distintos departamentos, distintas universidades, y por qué no, distintos países si has estado fuera estudiando. De esta manera, puedes reflejar que allá a donde vayas te adaptas y eres capaz de hacer las cosas bien, independientemente del área de trabajo y/o el lugar.

Las cartas siempre deben ir firmadas, selladas, y con los datos de contacto de quien la escribe (aunque eso ya lo sabrá a quien se la pidas, que seguro que no es la primera que hace). Aquellos a quien se la envíes pueden contactar con ellos ya sea para confirmar que no te has “autorecomendado” o para obtener más información sobre ti. Normalmente siempre contactan vía email, pero podrían hacerlo también por teléfono. Con esto, por si se te estaba pasando por la cabeza, quiero transmitirte que: ni se te ocurra inventarte una recomendación.

Como ya mencioné, en ocasiones te pueden pedir cartas específicas. Esto es que, por ejemplo, en el lugar donde realizas la solicitud (application) encontrarás una “plantilla de carta de recomendación” que debes enviar a quien quieras que te recomiende, y el o ella, una vez completada la plantilla, se tendrá que encargar de remitirla directamente. Es decir, no vale que la completen y la envíes tu en su nombre.

Se que, ahora mismo, puedes estar agobiándote, pensando que no sabes a quien pedirle una recomendación, que no se van a acordar de ti, o, que aunque se acuerden, te da vergüenza escribir a profesores que hace años que no ves. Sin embargo, por mi experiencia, te puedo asegurar que se trata de frustraciones infundadas.

Quizás España no está muy bien situada en Europa en cuanto al éxito del sistema educativo, pero si se hiciera un ranking de calidad personal y profesional del profesorado, estaríamos muy bien situados. Ejemplo de ello es la contestación de uno de mis profesores a mi petición de una recomendación, que ante frases como, “Soy una ex-alumna suya, no se si me recordará…”, me dijo:

Me acuerdo de tí perfectamente […]. Con respecto a tus peticiones, te digo que si a todo. Me puedes poner como contacto, referencia o lo que quieras […]. Si necesitas cualquier cosa más, no dudes en pedírmelo, porque no has dejado de ser mi alumna. Mis alumnos son para toda la vida”.

Nuestros profesores también lo son para toda la vida y estarán encantados de ayudarte.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Buscando PhD y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Recomendaciones: Las cartas de recomendación

  1. Pingback: Recomendaciones: Los referees « Ciencia, Experiencias y Pensamiento Crítico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s