David contra Goliat

Hoy recibí un correo electrónico que me dejó pasmada, no solo por su contenido, sino también por su mera existencia.

El email en cuestión venía de mi compañía de telefonía móvil, Pepephone. Después de unos 8 años “bajo el yugo” de Movistar, y otros tres años con Orange, jamás de los jamases, ni una compañía ni la otra, tuvieron la deferencia para conmigo, su cliente, como la que ha tenido Pepephone, con los que llevo menos de dos meses.

He aquí parte del email en cuestión (se que es un poco largo, pero merece la pena leerlo):

Estimado cliente,

Es muy posible que recientemente hayas leído una noticia sobre nuestro desacuerdo con Vodafone -el operador a través del cuál te prestamos servicio hoy- y nuestra decisión de cambiar en unos meses su cobertura por la cobertura conjunta de Yoigo y Movistar. Si lo has leído, te lo aclaramos. Si no lo has leído, en este correo te informamos.

Nosotros tenemos claro nuestro orden de prioridades y nos debemos a nuestros clientes, es decir, a ti y al servicio que te prestamos. A nadie más. Y no porque nos queramos hacer los buenos. Simplemente porque vivimos de ello y no sólo en sentido económico, sino también emocional, ya que tenemos la suerte de poder hacer nuestro trabajo de forma ética y responsable (algo que se dice en sólo dos palabras, pero que se tarda en construir 6 años). Esto nos permite dormir cada noche tranquilos sabiendo que no tenemos alfombras donde esconder cosas que el cliente no ve, que siempre podremos explicar todo lo que hacemos (a veces acertado y a veces erróneo) y que un modelo ético en telecomunicaciones, no sólo funciona, sino que además es rentable.

Tener una lista de prioridades tan pequeña y sencilla nos ha convertido en un caso (no sabemos si extraño) de compañía en la que incluso los accionistas saben y respetan que jamás ejecutaremos ninguna decisión que no siga esta prioridad o que incumpla cualquiera de los principios de comportamiento que en 2008 publicamos en nuestra página web. Ellos comparten, igual que todos los que trabajamos en Pepephone, que cuando cuidas el trabajo y te preocupas por hacerlo bien, el beneficio (casi) siempre llega. Sin embargo, cuando te preocupas sólo por el beneficio o por mantener tu zona de confort, el trabajo se echa a perder y (salvo que seas una compañía gigante) también el beneficio se pierde. Y el confort.

En estos 6 años, siempre hemos tomado decisiones que entendemos que son coherentes con nuestra forma de ser, incluso en contra de nuestra propia empresa, pero nunca en contra de nuestro modelo de comportamiento. Siempre es la suma de muchas cosas lo que da un resultado y no la visión parcial del corto plazo. Esta vez, hemos tomado una decisión algo más difícil de tomar, pero igual de fácil de explicar. Para ello, nada más adecuado que la verdad, que no debe ser ni corta ni larga, sino completa:

  • Nosotros tenemos un contrato con Vodafone que les obliga a ofrecernos el servicio 4G para nuestros clientes. El servicio 4G -4ª generación de móvil- es la evolución de la actual telefonía 3G y permite velocidades de navegación 10 veces más rápidas que la actual. Hoy te puede parecer sólo una ‘novedad’, pero es lo que va a cambiar todo.
  • En junio de 2013, Vodafone lanzó el servicio 4G para sus clientes, pero no para los de Pepephone, con el perjuicio que eso supone para nosotros. En ese período también lo lanzaron los otros tres operadores con red propia que hay en España (Movistar, Orange y Yoigo).
  • El servicio 4G es el futuro de la telefonía móvil y la apuesta estratégica de todos los operadores de España, como seguramente estarás viendo todos los días en los anuncios de la TV.
  • 10 meses después de ese lanzamiento y, a pesar de nuestros múltiples requerimientos, Vodafone sigue sin darnos ni ofrecernos el servicio. Ni siquiera hemos conseguido una fecha concreta de disponibilidad o un coste aproximado. Lo que sí tenemos es un montón de “ya si eso, nos vemos”. El único hecho claro y demostrable es que si quieres 4G hoy y eres cliente de Pepephone basta con que pidas la portabilidad a Vodafone y lo tendrás en 24h. Esto no es casualidad.
  • Curiosamente, ningún operador virtual de España tiene 4G en la actualidad, a pesar de haber 30 operadores como Pepephone esperándolo. A todos nos ocurre lo mismo que mencionamos en el punto anterior.
  • Tras muchos meses, no hemos obtenido ni una respuesta concreta, ni sobre fecha de disponibilidad ni sobre precio, pero tenemos un montón de “ya si eso, nos vemos” impecablemente correctos.

Debido a lo anteriormente expuesto y en nuestro legítimo derecho de buscar una solución, hemos hablado con Yoigo, que es el operador de España que mayor cobertura 4G tiene (comparte su red con Movistar) y, en teoría, el único que no estaba obligado a prestarlo a otros operadores y nos ha entendido, así que hemos decidido cambiar a su red. Esto tiene implicaciones y costes graves para Pepephone, pero a ti no te afectarán en absoluto. Nosotros asumimos las consecuencias de tomar una decisión que creemos que es responsable y correcta. Deseamos competir libremente y que el día que te vayas de Pepephone a otro operador lo hagas porque él te ha ganado y no porque ha provocado que nosotros te perdamos.

A continuación de este texto, el email sigue con una serie de preguntas y respuestas, explicadas, como todo, de una forma clara y cercana sobre las repercusiones que tendrán estos cambios en sus clientes, que vienen a ser prácticamente ninguna.

Que las grandes compañías estrangulan a las pequeñas, es conocido de sobra. Lo que no es tan común es que las pequeñas se mantengan en su sitio y conserven sus principios. Menos frecuente es aún que tengan la gentileza de mantener informados a sus clientes de sus business, y las razones de los mismos.

Simplemente quería publicar este mensaje porque me parece digno de admirar, y porque me he sentido querida y bien tratada como cliente. Que una cosa es el trato cordial, que muchas compañías dan, y otra cosa es el respeto en toda su esencia por los clientes que te dan de comer. Para más inri, Pepephone tiene precios inigualables. Es la única compañía que me ofrecía conservar mi número de teléfono español sin coste alguno, ni mantenimiento ni caducidad ni nada. Si llamas, pagas, y si no, nada.

Y visto lo visto, me pregunto, ¿porqué habré estado tanto tiempo perdiéndome esto? Te animo a que mandes a paseo a las grandes compañías telefónicas, a ver si así se les pega algo de los que lo hacen bien.

P.D.: Personalmente me alegra que hagan sus negocios con Yoigo, ya que creo que tiene una iniciativa bastante similar a la de Pepephone.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s