Voluntariados: La AECC

Ante la falta de empleo y la espera de resultados de tu búsqueda de trabajo, los voluntariados son una gran oportunidad.

Ya sean de carácter social o medioambiental, los voluntariados te permiten aprender cosas nuevas, adquirir o mejorar habilidades importantes para cualquier trabajo, hacer contactos y hacer amigos. Un ejemplo de ello son los voluntariados de la AECC (Asociación Española Contra el Cáncer).

 

La AECC tiene numerosos voluntariados sociales en relación al cáncer. Quizás te toque esperar bastante tiempo (en mi caso creo que pasaron unos cuatro meses por lo menos desde que eché la solicitud hasta que se pusieron en contacto conmigo), pero merece la pena.

Lo que más me gustó de la AECC es que para colaborar con ellos no basta con decir ¡quiero participar!. Es obligatorio realizar una serie de cursos que te prepararán para lo que te vas a encontrar, sobre todo si el voluntariado que eliges es en contacto directo con personas afectadas por la enfermedad. En el voluntariado ni recibes ni gastas dinero, solo gastarás unas horas a la semana.

 

Si no recuerdo mal, el primer paso fue realizar un curso online para conocer la asociación y la enfermedad, para saber dónde estás entrando. No se si antes o después, era necesario hacer una especie de entrevista y rellenar un cuestionario para conocer tu motivación por participar en el voluntariado y demás. Tras los primeros pasos, y antes de empezar a colaborar activamente, es necesario asistir a otros cursos, algunos generales y otros específico para el voluntariado que elijas, en los que aprenderás algo más sobre el cáncer y, sobre todo, cómo debes desarrollar tu actividad como voluntario. Una vez superada esta formación, podrás empezar a participar activamente.

 

Puedes participar en contacto con personas enfermas de cáncer y sus familias, pero también, para aquellos que no se sientan preparados o cómodos con ello, hay voluntariados de prevención, apoyo administrativo, obtención de recursos…

En mi caso se trataba de un voluntariado hospitalario con niños, y aunque me mudé y no fue todo lo largo que me hubiera gustado, es una de las mejores cosas que he hecho. Por ello te animo a, que si tienes tiempo, te pongas en contacto con la AECC y participes. Se aprende mucho y se ayuda más. No importa si eres hombre, mujer, cristiano, ateo, albañil o ingeniero, para participar solo hace falta tener ganas y buena voluntad.

Puedes encontrar información en este enlace.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Experiencias, Voluntariado y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s