“Millennials”

Hoy me aburría y decidí entrar en la web del ABC para ver que se cocía por esos lares. Allí me encontré con un titular que llamó mi atención:


“Millennials: la generación malcriada que quiere cambiar el mundo”

Lo primero que pensé fue: ¿Se es malcriado por querer cambiar el mundo? ¿Acaso sumisión es sinónimo de buena educación?

A mi parecer, el susodicho artículo no deja claro si ataca o respalda, quizás porque hace ambas cosas a la vez. “Te ataco porque eres un riesgo potencial para mis intereses, pero quizás necesito algo de ti”.

Según este artículo, se conoce como millennials a “los menores de 30 años, egocéntricos, muy listos y preparados académicamente que nacieron bajo el paraguas de la prosperidad económica”, “…aquellas personas nacidas entre 1981 y 1995 (aproximadamente) que todas en conjunto, tienen unas características propias, es decir, tienen una personalidad”.

¡Soy una Millennials y no lo sabía!.

El origen de este término o etiqueta, al parecer se debe a que somos la generación que se hizo mayor de edad con la entrada del nuevo milenio, y por lo visto todos compartimos ciertas características. Además de millenials, también se refieren al mismo conjunto de personas como “generación Y“.

Algunas de las perlas que se nos atribuyen a los millennials, son, por ejemplo, según este artículo, que “somos «compradores quisquillosos», ya que queremos tener el control total de esta experiencia de compra y «necesitamos libertad para probar y buscamos sentirnos al mando».”

Bien, no lo entiendo. ¿Qué significa ser un comprador quisquilloso? ¿Significa ser crítico con lo que compramos? ¿Significa recurrir a los derechos del consumidor? Porque en ese caso, perdóneme usted que le diga, y a lo mejor es verdad que somos una generación egocéntrica, ¡somos la hostia!.

Lo de que necesitamos sentirnos al mando en relación a las compras, directamente no lo entiendo.

Sigamos. Seguidamente me llamó la atención esto:

«Mis jefes pueden aprender mucho de mí»

Un 89% de ellos (los millenials) considera que «es importante aprender constantemente en el trabajo», y más del 50% prefiere «no tener empleo a estar en un trabajo que odien»”.

Y de nuevo me pregunto…¿Qué hay de malo en ello? ¿Es negativo querer seguir formándose incluso después de finalizar la etapa de estudiante? ¿Es malo ser ambicioso y coherente y aspirar a un futuro adecuado?

Para mí, en cuanto a lo de aprender durante toda la vida, mostrar interés y ganas de progresar, no hay discusión que valga. Es beneficioso para la persona, el empresario y el estado.

En cuanto a lo de “prefieren no tener empleo a estar en un trabajo que odien”, mucha gente lo interpreta como que somos señoritos/as, que no sabemos lo que es ganarse el pan con el sudor de la frente, ni pagar facturas, ni pasar penurias. Vale. Pero, ¿no puede ser que simplemente queremos ser coherentes?.

Yo estudié biología, porque quería ser bióloga, y no camarera. Sin embargo, he trabajado como camarera, mientras era estudiante, pero no querría dedicarme a ello durante toda mi vida. Eso no significa que menosprecie dicha profesión, ni que sea egocéntrica o me crea más inteligente; para mí, significa que soy coherente. Coherente con mi inversión de tiempo en mis estudios, y con la inversión de dinero que hicieron mis padres, y también el estado.

«Mis jefes pueden aprender mucho de mí». Esto es lo que considera “un 76% de los millennials consultados en Estados Unidos”.

¿Acaso no es cierto?. De nuevo, no creo que esa visión sea egocentrista, es lógica. Un joven, recién salido del horno, habiendo aprendido en la universidad “lo último” en cuanto a su futura profesión, con idiomas y demás, ¿en teoría no debería tener algo que aportar a su jefe y su empresa/institución? Y si no es así, ¿para qué nos contratan?.

Después de todos esos “ataques o injurias”, el artículo se torna a favor de los que hemos nacido dentro del supuesto saco de los millennials, para decir cosas como: “…son conscientes o muy inteligentes en cómo conocer lo que se quiere en el mercado y saben trabajar muy bien en equipo”, y cerrar citando a The Washington Post, que al parecer apuntó que «como los actuales sitios de trabajo apestan, puede que los cambios causados por la Generación Y sean lo mejor para todo el mundo».

¿En qué quedamos? ¿Somos estúpidos arrogantes o la perla que estaban esperando?

¿No será que somos más críticos?

Artículo original: http://www.abc.es/20121103/sociedad/abci-millennials-generacion-201211021603.html

Millennials, ABC, Generación Y, jóvenes, futuro

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Pensamiento Crítico y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s